Matar al padre

hijo-defensor-del-pueblo-venezolano

 

Lo primero que llama la atención en el video de Yibram Saab Fornino, el hijo del Defensor del Pueblo, Tarek William Saab, es el escenario. Al fondo se ve un jardín cuyo límite es un muro de setos. A la izquierda una palmera precisa el encuadre. Es de noche y la única luz parece provenir del otro lado de la cámara.

–¿Estás listo? –dice una voz.

Yibram asiente e inmediatamente alguien más agrega:

–Estoy grabando.

Lo que sigue es uno de los capítulos más significativos del progresivo pero irrefrenable proceso de demolición del chavismo como poder político.

Yibram comienza por presentarse como «ciudadano y estudiante de Derecho». No como «pueblo» ni masa indiferenciada, sino como sujeto autónomo y pensante. Condición que refuerza al declarar lo que hace, estudiar Derecho, es decir, comprender los alcances y los límites de su propia libertad.

Es de piel blanca, pero el rostro muestra la insolación típica de los demócratas venezolanos de estos días: el registro ardoroso de las muchas horas pasadas bajo el sol luchando por vencer la dictadura de Nicolás Maduro.

El video dura apenas un minuto y cincuenta y dos segundos, pero está estructurado minuciosamente de principio a fin.

Luego de presentarse y de recordar cómo las sentencias del Tribunal Supremo de Justicia han roto el hilo constitucional en Venezuela, Yibram fija su posición, «libremente ante el país, como venezolano y como hijo mayor del Defensor del Pueblo, Tarek William Saab: mi papá».

Al decir esto, Yibram se detiene por un segundo, levanta la mirada del papel que está leyendo y observa a la cámara.

Yibram no dice mi «padre», dice mi «papá». Lo que a pesar de la severidad de la mirada, que revela la conciencia de la lección moral que le está brindando frente al país, busca mantener las hebras del hilo familiar.

La valentía del hijo revela la cobardía del padre. Tarek William Saab, ante el ultimátum que le dio la Asamblea Nacional para que asumiera verdaderamente las atribuciones de su cargo, utilizó como escudo a su esposa y a sus hijos, viendo en aquella exigencia una amenaza personal y culpando a la oposición de cualquier cosa que le pudiera pasar a él y a su familia.

A lo que Yibram responde:

«En primer lugar, quiero desmentir que tanto yo como mi hermana Sofía, de dieciocho años de edad, y mi hermano menor, de catorce, hemos recibido algún tipo de amenaza».

¿Por qué Yibram hace esto? ¿Por qué le hace esto a su propio padre? Yibram, inmediatamente lo aclara:

«Hago esto motivado por los principios y valores que me enseñó mi papá. Cosa por la cual te agradezco».

Estoy seguro de que, dentro de ciertos sectores monolíticos de la oposición, esta declaración les bastará para descalificar el pronunciamiento de Yibram. Pedirán lo que en el fondo anhelan que pase entre los venezolanos: un linchamiento. Sin embargo, Yibram ha hecho algo mucho más complejo, mucho más inteligente y a la vez conmovedor: ha desarmado al padre con sus propias armas. Las armas del valor y la justicia que el Defensor habría cambiado por un juego de mancuernas y unos afiches de Chávez.

Yibram ha cumplido con ese ritual que todo muchacho debe hacer de manera consciente para convertirse en hombre: matar al padre. Es decir, desvanecer la sombra paterna incorporándola. Un ritual que Yibram ha cumplido con valentía y también con ternura, ante la mirada atónita de un país que por un minuto y cincuenta y dos segundos quedó convertido en un público isabelino.

No obstante, no es sólo el drama familiar el que ha llevado a Yibram a hacer lo que hizo. Yibram decidió fijar posición en la noche de un día particularmente doloroso. El día en que la dictadura asesinó al joven Juan Pernalete, disparándole al pecho, a quemarropa, una bomba lacrimógena que le partió a él, a su familia y a toda Venezuela el corazón.

juan pernalete

«Ese, pude haber sido yo», dice Yibram y mira de nuevo a la cámara. Mirando, a través de todos nosotros, a ese a quien todavía llama «papá».

Yibram termina pidiéndole a Tarek, con un estoicismo impresionante, que reflexione y haga lo que tenga hacer.

«Te entiendo, sé que no es fácil, pero es lo correcto», le dice el hijo al padre.

Con su carta, Yibram Saab Fornino se ha convertido en hombre. No sólo en el sentido de la afirmación de una virilidad que en ciertas ocasiones, como esta, es necesaria. Sino también en el sentido de transformarse en alguien íntegro. Alguien que ha deglutido su propia sombra, aconsejándola y amándola.

La gesta de Yibram es, en el fondo, anímica. Ha espantado el fantasma que no pudo desfacer el nervioso Hamlet. El mismo fantasma que en una noche parecida devoró a Jorge Rodríguez y que le ha costado a Venezuela tantos ríos de lágrimas y sangre.

 

 

 

 

 

Anuncios

Autor: Rodrigo Blanco Calderón

Escritor y editor venezolano. Por ahora, en París. Autor de los libros de cuentos Una larga fila de hombres (2005), Los invencibles (2007), Las rayas (2011). Y de la novela The Night (2016)

117 comentarios en “Matar al padre”

  1. tan simple y tan sencillo como esto, NO TODO LO QUE BRILLA ES ORO, brilla el ser un ser integro, un ser incorrupto, brilla por ser genuino, brilla por ser concreto, brilla por haber hecho en publico lo que en privado igual hubiesen criticado, brilla aquel que ama a su patria por encima de cualquier cosa y de cualquier vinculo, ese niño demostró a cabalidad que cualquiera este país puede ser una victima mas, demostró que la represión no respeta condición, tampoco titulo, tampoco vinculo familiar, esta vez le toco a otro venezolano que su padre no pudo salvar….

    Le gusta a 4 personas

  2. SR. RODRIGO QUE PLACER LEER SU ANÁLISIS, IGUAL ME CONDUCEN A UNA TERRIBLE REFLEXIÓN, CUANTOS YILBRAN, ESTÁN VIVIENDO EN ESTE MOMENTO SEMEJANTE COYUNTURA ? ,HIJOS DE PADRES QUE VENDEN SU ALMA POR PODER, ,CHICOS QUE NO POSEEN EL VALOR DE REBELARSE ,O NO PUEDEN HACERLO POR UNA ERRADA INTERPRETACIÓN DEL VALOR HONESTIDAD , QUE TRAGEDIAS OCULTAS VIVEN FAMILIAS ,QUIENES SE VEN ARRASTRADOS A SER TESTIGOS DIRECTOS DE COMO SE DESTRUYE UN PAÍS Y SE ASESINAN A SUS CIUDADANOS ,SON MUERTES MATERIALES Y MORALES QUE OCURREN EN AMBOS BANDOS.

    Le gusta a 1 persona

    1. ES UN JOVEN QUE DICE RECUERDA LOS VALORES Y DECIDETE POR LA JUSTICIA Y SE QUE NO ES FACIL,EL RETO A SU PAP PORQUE SABE QUE ESTA APOYANDO A UN GOBIERNO CORRUPTO Y COMO FUTURO ABOGADO EL NO DESEA SER CORRUPTO, LO MAS VALIOSO ES QUE MIENTRAS LOS MILITARES ASESINOS EL JORGE RODRIGUEZ Y OTROS SACARON A SUS HIJOS A ESTUDIAR EN PAIS, EEUU, AUSTRALIA ,ETC AL MENOS ESTE JOVEN PRFIRIO ESTUDIAR EN VENEZUELA, SIENDO OTRO DICE ENVIAME FUERA, EL CON ORGULLO DICE ESTUDIO AQUI Y SE VE QUE TIENE AMOR A LA FLIA PERO RESENTIDO A SU PADRE PESE A LOS VALORES EL ESTA ES CONFRONTANDO A UN PADRE QUE VUELVA O A LOS VALORES FAMILIARES ANTES QUE PERDER LA FAMILIA ES EL ULTIMATUN DIOS LO BENDIGA Y CUIDE PORQUE ESTE MADURO DIOS LE TRANCO EL JUEGO CON ESTO Y VAMOS HACIA LA LIBERTAD DIOS ESTA ES LLAMANDO LA ATENCION DE TODOS VOLVER A LOS VALORES NO CORROMPERSE NO PERDER UNA FAMILIA POR SER COMPLICE DE CRIMINALES

      Le gusta a 2 personas

      1. Con el debido respeto, pienso que este vídeo es una farsa con la intención de desviar el tema OEA, Pernalete, concentraciones, etc, etc. Qué le costaba decírselo directamente en la sala de su casa? Además, el muchacho tiene toda su vida en revolución y disfrutando de las mieles que le brinda este “gobierno”. Ahora va a salir dándose golpes de pecho? O es que acaso, me van a decir que un muchacho, estudiante de Derecho, que ya sabe cómo es todo, se va a arrepentir porque “se va dando cuenta” que el “papá” esta comportándose de forma equivocada? Por favor; no nos crean tan estupidos como para tragarnos ese cuento. Esto es únicamente una estrategia distractiva. Amanecerá y veremos la historia contemporánea.

        Me gusta

      2. «Con el debido respeto» y considera estúpidos a los que creen en el testimonio de Yibram Saab Fornino…

        Yo prefiero ver y juzgar directamente, haciendo caso a mis propias reacciones a la carta, que darle credibilidad a teorías de la conspiración que no tienen rostro (pues los laboratorios de desinformación no tienen rostro).

        Le gusta a 2 personas

    1. como dice el joven hijo del defensor tal vez pudo haber sido el y no el otro joven que cobardemente lo “ASESINARON”porq asi hay decirlo no q fallecio no se si entienden lo q digo, pero bien imaginence q hubiece sido el(yibram) como estuviera la copula podrida del gobierno dando declaraciones de baja cobardia bueno hasta ya presos estubiencen varios aun siendo inocente porque es lo mejor que saben hacer mentir y mentir y culpar al que no es

      Le gusta a 2 personas

  3. Como aquel sabio que sorprendió en un pleno mediodía, con una lámpara encendida, alegando que buscaba la verdad. Son tan simples las razones de la verdad, que nunca llegamos a entender, que ella siempre está ahí, que no hay que buscarla, sino simplemente entenderla y aceptarla, como ruta exacta y segura del camino para las demás verdades que nos hacen falta comprender y enlazar en nuestras vidas. Por eso el hombre justo, no se complica por hacer el bien. Pues él siempre se guía por lo que le hace sentirse bien de verdad, pues si le es bueno, también le tiene que ser para todos. Gracias por tan magnifica oportunidad para recordarnos en nuestro autentico afán. Abrazos

    Le gusta a 1 persona

  4. Felicitaciones Rodrigo. Muy bien escrito y más tratandose de un tema con mucha fuerza psicológica. Lo más triste es que después de los años del chavismo y de todas sus bajezas, me cuesta creerle a un chico, que quizás, solo ha cometido el crimen de ser hijo de ese padre o ¨papá¨como el mismo le dice. Saludos.

    Le gusta a 1 persona

  5. NO CREO NI UN ÁPICE DE LO QUE DIJO ESE MUCHACHO, SABEN COMO SE LLAMA ESO? MIEDO! MIEDO A QUE LO RECONOZCAN EN LA CALLE COMO BOLICHICO, Y NO HAYA NADIE QUIEN LO DEFIENDA, COMO LE PASO A LA HIJA DE JORGE RODRIGUEZ EN UN RESTAURANTE, CUANDO LE DIJERON: “POR CULPA DE GENTE COMO TU Y TU PAPA ESTAMOS SOLOS AQUÍ (EXTRANGERO) VENDIENDO AREPAS”. PUDO HABER SIDO ESO, O TAMBIÉN PUDO HABER SIDO UNA GOLPIZA. SU PADRE AL IGUAL QUE TODOS LOS PADRES CHAVISTAS TIENEN QUE DESLINDAR A SUS HIJOS DE SUS ACCIONES, Y CUAL ES LA MEJOR FORMA? FINGIENDO DIFERENCIAS, PARA QUE QUIEN LO ENCUENTRE EN LA CALLE LO VEA COMO UN JOVEN JUSTO Y UN HÉROE, Y NO COMO UNA SANGUIJUELA O UN PARÁSITO.

    Me gusta

  6. Estas líneas me tocan de modo especial y te explico el porqué, antes que todo soy venezolano, Licenciado en artes plásticas, pintor y fotógrafo, pero antes de estudiar arte, estudie derecho en la universidad Santa María de Caracas, con Tarek William S. y Francis Fornino padres de la criatura. Por aquel entonces fuimos amigos, mi hermana licenciada en letras también lo conoció. Visito un par de veces mi casa en donde compartimos ideas; charlábamos sobre todo y en especial de arte, filosofía y letras. Recuerdo que bromeaba con él, porque siempre vestía de estricto negro, presagio tal vez de lo que más tarde se convertiría, un “Corvus corax” de un estado putrefacto y hostil. En mi casa materna yace uno de sus grises poemarios, “El hacha de los Santos”, complejo recuerdo saber que en algún tiempo de tu vida compartiste con alguien que ostenta el cargo de “Defensor del pueblo”, y en realidad es uno de sus verdugos, también es curioso esto, porque la última vez que lo vi, él era una víctima y un perseguido. Nos encontramos en el estacionamiento del Teatro Teresa Carreño, luego de saludarme con un abrazo me dijo que estaba escondiéndose de la DISIP que recién había llegado del Tigre, que estaba buscando donde enconcharse para evitar ser puesto preso por la policía de Carlos Andrés Pérez, nunca más volvimos a hablar o a vernos, el curso de nuestras vidas y nuestras creencias así lo sentenció. Más cuando vi con horror como poco a poco fue convirtiéndose en lo que más odiaba y adversaba. Triste, Tarek es víctima de su propio fanatismo y del poder que todo envilece.
    Es la primera vez que escribo sobre él, pensé alguna vez contactarlo, pero entendí que no tenía sentido, y el presente me da la razón, al ver que las palabras de su primogénito no tienen ningún eco en él. Esta cambio, o mejor dicho su verdadera faz y su distanciamiento con la realidad fue notorio y violento, en los albores mismos del chavismo. Ya para ese entonces era para mí un ser extraño y oscuro, difícil de digerir; más tarde como gobernador del Estado Anzoátegui saco su verdadera casta y sus resentimientos se hicieron manifiestos y lamentables.
    Desde entonces hasta la fecha sus acciones borraron toda imagen de nobleza que pudimos ver mi hermana y yo en sus ideales trasnochados de izquierda, su radicalismo y alienación borro toda vestigio de humanidad que profesara en juventud.

    Gustavo Pérez-Suárez

    Le gusta a 4 personas

  7. Me parece una farsa, primero el estar quemado por el sol, no puede ser una prueba que participo en la marcha, pudo estar de lo mas divino en una piscina, si en verdad, esta en contra del regimen , le recomiendo al joven que marche el proximo 1 de mayo en primera fila, y segundo ese comentario se lo pudo conversar en privado con su padre y lo hacerlo de esta manera tan informal, y algun muy raro es que este joven tiene twitter desde julio 2010, solo a realizado 4 comentario?, pero ya tiene 17millones de segudores, sera que lo estan preparando para ser un futura candidato ??

    Me gusta

  8. Hay que reconocer algo bueno de Tarek y es que crío hijos con dignidad, moral y valentía! Esto es una demostración de que todos los sectores de la sociedad sufrimos y surgen las ganas de ver un país libre , en progreso , sin resentimientos y unidos trabajando por recuperarlo de este monumental desastre

    Le gusta a 1 persona

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s